PEDALEANDO POR BERLÍN

El 19 de abril de cada año se celebra el Día Mundial de la Bicicleta. En esta fecha se trata de impulsar y fomentar el uso de este medio de transporte y llamar la atención sobre los derechos de los ciclistas. Afortunadamente en ciudades como Berlín el uso de la bici está absolutamente normalizado, y aunque aquí también celebramos cada año esta fecha, parece que cada día es el día de la bici.

La ciudad, que tiene aproximadamente 3 millones y medio de habitantes, cuenta con 1 millón de coches y más de 3 millones de bicicletas. También cuenta con una extensión aproximada de 620 km de carril bici repartidos por toda la ciudad. Teniendo en cuenta que Berlín tiene casi 900 km2 nos damos cuenta de que son bastantes los kilómetros cedidos a este medio de transporte. Si Berlín tiene 11 mil calles, 9 mil cuentan con un espacio dedicado al carril bici. El carril bus también es de uso ciclista, algo que consiguieron Los Verdes para los ciudadanos.

Con estos datos nos podremos hacer una idea bastante aproximada del amor que tienen los berlineses a sus bicis, el empeño por hacer deporte (a veces el único que practican) haciendo uso de ella o la garantía de no estar contaminando yendo a todos lados pedaleando. Montar en bici es saludable, en verano nos broncea, es bueno para las piernas, evita el ir incómodo en el transporte público, acorta distancias y pone de buen humor. Estas son sólo algunas de las ventajas que tiene el recorrer Berlín en bicicleta. Sobre las dos ruedas podemos movernos entre los diferentes barrios de la ciudad rápidamente y sin peligro.

Hacer cualquier recorrido por Berlín en bici es fácil, porque es una ciudad muy llana, con muy pocas cuestas o desniveles pronunciados, con lo cual no importa el nivel físico que tengamos que podremos circular por las calles sin miedo a cansarnos. Aparte de la seguridad que da el poder conducir por el carril bici, está la tranquilidad de saber que se circula cerca de un tráfico poco denso y acostumbrado a la presencia de los ciclistas.

Lujos como este están disponibles en muy pocas capitales europeas. Ir en bici por Berlín es usar un medio de transporte flexible, práctico, ligero, ecológico y además, ¡sin problemas de aparcamiento! 

Si llegas a Berlín de paso, por una corta temporada, de vacaciones o tan solo un fin de semana y no tienes bici, no es excusa. No es necesario tener bici propia para recorrer la ciudad de manera cómoda. Hay muchísimas agencias de alquiler de bicicletas, y no sólo en los lugares turísticos. Estas agencias de alquiler las puedes encontrar en cualquier barrio.

Un tour en bicicleta para conocer Berlín es una idea genial para empezar a contactar con la ciudad. Una de las mejores maneras de recorrerla y explorarla es sin duda montado en una bici. De esta manera se puede disfrutar con tranquilidad de los monumentos, de las grandes avenidas, de la infinidad de parques o bosques cercanos, llenos también de senderos y rutas para ir pedaleando.

No desaproveches la oportunidad de hacer un tour en bicicleta. Un tour guiado que te permita recorrer Berlín en bici, con un guía experto que te permitirá pedalear tranquilamente al ritmo que tú mismo marques. De esta manera te aseguras la tranquilidad y el tiempo necesario para mirar desde el sillín los monumentos, el interesante patrimonio arquitectónico y los enormes y abundantes espacios verdes de la ciudad.

En cuanto a las atracciones y rincones históricos de Berlín, resulta especialmente atractivo e interesante pedalear mientras haces un tour en bicicleta con HolaBerlin. Es una manera de abarcar más espacio del que se podría hacer en el mismo tiempo a pie. Ir por toda la avenida Unter del Linden, mirar las regias fachadas de la Karl-Marx Allee, recorrer (sin cansarte) el largo de la East Side Gallery pudiendo visualizar todos sus graffitis, pedalear a la fresca sombra de los árboles de Tiergarten, atravesar los escondidos patios del Barrio Judío, tirar nuestra bici sobre el césped de la Platz der Republik, justo delante del Reichstag o cambiar de un barrio a otro sin necesidad de tomar el U-bahn, son cosas que tendrán otro color y otro sabor si las haces montado sobre una bicicleta.

 

Dácil Granados para HOLABERLIN

Fotos: ©HOLABERLIN

Categorías: 

Comentarios

¡Y puedes llevar la bici en el metro o el tranvía! (Y nadie te mira mal).

Añadir nuevo comentario