Muros y Vacíos de Berlín - artículo publicado en diferentes medios online

El Artículo "Muros y Vacíos de Berlín" fue publicado por lgunos blogs de argentinos "expatriados", como el desaparecido ARGENAUTAS. El medio CADENA3 lo recogió aquí: http://cadena3.com/contenido/2009/11/09/41548.asp

Reproducimos el texto, de Mariángeles Aguirre de HOLABERLIN.

Muros y vacíos de Berlín

08/11/2009 | 16:02

Cuando paso una y otra vez al lado de esa muralla terrible convertida en un gigante amaestrado, sin dientes ni garras, y voy caminando en companía de los que vienen a verla porque tampoco entienden y no pueden creer que ahí estuviera como estuvo, 28 largos años, me hago(nos hacemos?) muchas preguntas.
Las preguntas no salen en forma de palabras, es más bien una cuestión visceral, un nudo en el estómago que no sabe hablar.

Yo, la guía, ellos, los turistas. Yo la amiga, la hija, la hermana, anfitriona en Berlín, y ellos que visitan esta inabarcable ciudad de contrastes, grafitis e histórica irracionalidad, todos nos miramos de reojo, somos cómplices en el no enteder cómo pudo....pudo?

Pudo una pared de miserables 3,60mt y 160km detener sentimientos, contener emociones, reprimir acciones durante casi 30 años?,
pudo (podría otra vez) una masa de materia inerte detener al deseo humano?,
puede frenar músculos, reprimir cuerpos, detener al desenfreno?,
puede la inercia contra la inquietud, lo estático contra el movimiento?,
puede el vacío acallar la palabra, la música, apagar la curiosidad?

Pudo... al menos durante casi 30 años. Al menos aquí.

Yo les cuento a los que visitan la ciudad todo aquello que he aprendido de libros y artículos y documentales. Todo aquello que sucedió en Berlín cuando muchos de nosotros aún no habíamos nacido o cuando ya teníamos algunos años y no entendíamos bien de qué se trataba la política o la guerra.

Entre paréntesis, esas dos cosas sigo sin entender muy bien. No logro más que simplificarlas a un punto que casi me da vergüenza plantearlo.
En fin, yo les cuento y ellos creen entender. Yo a veces lo creo también.

Veo el Muro, que se escribe ahora con mayúsculas porque es Monumento Histórico Protegido, y el búnker, que se escribirá siempre con minúsculas, y los cementerios sin tumbas, y las tumbas simuladas y los edificios con marcas de balas casi cada día de mi vida y creo entender algo del absurdo y lo irónico de todo e....