El Museo de Pérgamo cierra algunas de sus salas hasta el año 2019

Si bien desde el año 2012, el ala norte del Museo de Pérgamo permanece cerrada por restauraciones, eso no ha impedido que millones de visitantes continuaran admirándose con la grandiosidad de este edificio y de las obras que alberga.

Pero desde septiembre de 2014, el museo ha cerrado además su ala media, es decir la sala del altar griego que le da su nombre al museo, hasta el año 2019, tiempo durante el cual sólo podremos visitar el ala sur, hogar de la Puerta del mercado de Mileto (II d.C), y la colección de Oriente Próximo, con la Puerta de Ishtar de Babilonia(605-562 a.C.).

Lo que se informa desde la web del museo:

La sala del Altar de Pérgamo se cerrará en torno a fines de septiembre de 2014 hasta el 2019. El ala sur del museo, con la Puerta de Ishtar, la Vía Procesional, y la Puerta del Mercado de Mileto así como el Museo Islámico ubicado en la planta alta, permanecen abiertos.

Atención: por cuestiones técnicas, el elevador dentro del museo no está en funcionamiento durante las obras.

También con motivo de las obras y la gran cantidad de visitantes antes del cierre de la sala del Altar, debe contarse con largas colas y períodos de espera en las cajas.

¿El motivo? El „Masterplan“ que se está llevando a cabo en la llamada Isla de los Museos (Museumsinsel) y que prevé tanto la modernización de los edificios ya existentes, como la ampliación de las instalaciones. El plan viene llevándose adelante desde el año 2001. Tres de los museos de la Isla ya han sido saneados y reabiertos al público: el Museo Bode (Bode Museum), el Museo Nuevo (Neues Museum) y la Antigua Galería Nacional (Alte Nationalgalerie), así como también el paseo de columnas que rodea a estos últimos.

Pero nos enfrentamos la parte más dolorosa del proceso, pues llega la hora del cierre de la sala principal del museo más visitado y con más renombre internacional de Berlín: la sala del Altar del Museo de Pérgamo.

Quienes han visitado la Isla en los últimos años habrán observado las obras más visibles, justo al lado del Museo de Pérgamo. Se trata de la construcción de la James-Simon-Galerie, el sexto edificio, y que oficiará de Centro de Recepción de Visitantes para todo el complejo. Sus instalaciones incluirán además de cajas y guardarropas, una cafetería, una tienda y salas para conferencias y exposiciones especiales. En el otoño de 2013 se colocó la piedra inaugural de la construcción, proyectada por David Chipperfield, también responsable de la reconstrucción del Nuevo Museo hasta su reapertura en 2009. Chipperfield utiliza para este edificio completamente nuevo, elementos arquitectónicos clásicos que también se encuentran en otras partes del complejo y que prometen mantener la sintonía con aquélla primera versión de Karl Friedrich Schinkel de una “Ensemble clásica”.

Lo cierto que es por estos días en los que las grúas dominan los cielos berlineses, los habitantes de la ciudad no pueden esperar a ver al menos las grandes obras terminadas, y la ciudad lista en su prometida versión clásica y moderna, que incluye además la reconstrucción nada menos que de lo que fuera el Palacio Real de Berlín, justo enfrente a los museos, en la misma Spreeinsel (Isla del Spree) tal su nombre real.

Un motivo retrasa las obras de Berlín: los cambios en las direcciones de las mismas, ya sea por proponer proyectos y presupuestos poco realistas (recordemos la inacabable obra del aeropuerto BBI aún sin terminar desde 2006), o por que no logran sortear las dificultades que presentan los pantanosos suelos y subsuelos de la ciudad (pensemos en la Ópera Estatal en Unter den Linden que debiera estar terminada desde el otoño de 2013), especialmente en la zona de la Spreeinsel y sus alrededores.

Las últimas dos instancias del Masterplan Museumsinsel serán el saneamiento del Museo Antiguo (Altes Museum) y la construcción de galerías subterráneas conectando por los subsuelos a todos los edificios, dando lugar a lo que se llamará el „Paseo Arqueológico“. Un recorrido cronológico por todas las colecciones prusianas albergadas en los museos. Si ya no se dan más cambios o dificultades, esto será allá por 2025/2026.

Si bien las obras van haciéndose por etapas incluso dentro de los museos, que nunca cierran completamente sus puertas durante las mismas, no podemos dejar de recomendar a nuestros lectores apurarse a visitar el Museo de Pérgamo en los cuatro meses que nos separan de su cierre hasta el año 2019.

 Museo de Pérgamo © HOLABERLIN – Mariángeles Aguirre 2012

Visita los museos de la mano de un guía hispanohablante especializado o adquiere tus tickets anticipados para evitar las colas.

FUENTE / QUELLE

Comentarios

Hola!
En un par de semanas viajamos a Berlín, estaremos allí 4 días. Entiendo que tendremos que dejar muchas cosas pendientes para la próxima visita, aunque nos estamos planificando para aprovechar más la ciudad. Me surge la duda sobre la visita a los museos, teniendo en cuenta la información de este artículo, me gustaría tener su consejo sobre si merece la pena invertir un día en la visita a la Isla de los Museos o dedicar ese tiempo a otros lugares de Berlín.

¡Muchísimas gracias!
¡Tienen una web fantástica!

HOLA MARIA!! GRACIAS POR ESCRIBIRNOS.
 
La Puerta romana del mercado de Mileto y la Puerta de Ishtar con la Vía de las procesiones de Babilonia y la Fachada Mshatta pueden visitarse y hacen al Museo digno de una visita a pesar de las obras. Por supuesto ello depende de cuán grande sea tu interés en las colecciones que alberga el Pérgamo y que sí se pueden visitar por estos días: excluyendo la Sala de la Arquitectura Helenística y la sala del Altar de Pérgamo, la tercera parte de la Colección antigua (Antikensammlung) puede visitarse, también el Museo de Oriente Próximo (Vorderasiatische Museum) y el Museo de Arte Islámico (Museum für Islamische Kunst). IMPORTANTE: por motivos técnicos, el ascensor del Museo de Pérgamo está fuera de servicio, por lo que la accesibilidad del establecimiento es limitada.
 
Saludos!!

Añadir nuevo comentario